Biblioteca

Breve Historia

Esta Biblioteca comienza a formarse a raíz de la creación de la Academia por Decreto de la Junta Suprema en 12 de agosto de 1808 y Sanción después del Rey Fernando VII en 1817.

Hasta 1840, la biblioteca estuvo en el antiguo Hospital de la Encarnación; después tuvo su sede en el ex-convento de Santo Domingo. En 1899, fue trasladada al edificio del Ayuntamiento, posteriormente a la calle Arandas y, a partir de 1923, estuvo en el Palacio de Castril.

Desde 1974, se encuentra en el Palacio de la Madraza, actual sede de la Academia. Edificio construido en el siglo XVI sobre la antigua madraza o universidad musulmana fundada por Yusuf I. El edificio fue cedido por los Reyes Católicos para casa del Cabildo municipal, donde esta corporación permaneció hasta 1851, fecha en la que trasladó su sede al edificio que hoy ocupa en la Plaza del Carmen. De 1822 a 1829 se construyó la fachada, de estilo churrigueresco, por el arquitecto de la Catedral, Francisco Hurtado izquierdo. La Academia ocupa parte de la entreplanta y de la parte baja del ala izquierda del edificio.

Fondos de Biblioteca y Archivo

El cometido de la Academia comprende todo lo relacionado con la promoción del conocimiento y práctica de las Bellas Artes y sobre la defensa y protección, conservación y restauración de nuestro patrimonio histórico-cultural. Toda la labor de la Academia queda reflejada en la documentación de su Archivo, reflejo de la vida de la Institución y su incidencia en la historia cultural de Granada y en la formación de la Biblioteca, de ahí la importancia de ambas para el estudio del pasado cultural granadino.

Hay que destacar que, dado que el ámbito de la Academia incluye las provincias de Jaén y Almería, el contenido cultural y bibliográfico de la misma se extiende a las dos provincias citadas.

Los fondos de la Biblioteca incluyen obras generales y monográficas de Historia, Historia del Arte y en general de Humanidades, publicaciones sobre temas granadinos, publicaciones periódicas de otras Academias, publicaciones propias, como son los Discursos de Ingreso de los Académicos, el Boletín de la Academia y Suplemento del Boletín, CAPITEL, Homenajes a Académicos fallecidos y Catálogos de Exposiciones.

Actualmente, la Biblioteca de la Real Academia de Bellas Artes atesora 3.300 obras (4.500 volúmenes) y aproximadamente medio centenar de revistas periódicas (antiguas y modernas).

FONDOS BIBLIOGRÁFICOS.
  • Obras impresas en Granada en los siglos XVI, XVII y XVIII.
  • Libros de Historia: la Historia de España de Menéndez Pidal, Historia del Arte de Montaner y Simón, Historia del Arte Labor, Ars Hispaniae y la reciente Historia del Arte de Andalucía de la Editorial Gener
  • Libros de Viajes. Un número importante de tomos de la Biblioteca de Autores Españoles de Rivadeneyra. La Divina Comedia y La Biblia ilustradas por Doré. Revistas de las Academias Españolas. Diccionarios, etc.
  • Las Ordenanzas de Granada.
  • Obras importantes sobre Pintura, Arquitectura, Escultura, Artes Industriales y decorativas, Prehistoria, Arqueología y Numismática como:
    • Arte de la Pintura de Pacheco; Discursos sobre el Arte de la Pintura de Jusepe Martínez, Museo Pictórico de Palomino; Diálogos de la Pintura de Vicente Carducho.
    • Obras antiguas importantes sobre Arquitectura: Regla de las Cinco Órdenes de Arquitectura y Tratado práctico elemental de Arquitectura de Vignola, Los diez libros de Arquitectura de Vitrubio, Conmensuración de Juan de Arfe y Villafañe. Diccionario Histórico de Ceán Bermúdez.
    • Obras del siglo pasado sobre monumentos y antigüedades españolas y europeas.
    • Obras de Historia General del Arte del s. XIX.
    • Revistas del s. XIX.
    • Publicaciones sobre temas granadinos: revistas y obras de autores como Afán de Ribera, Almagro Cárdenas, Contreras, Dozy, Eguílaz, Garrido Atienza, los Gómez-Moreno, Góngora Martínez, Lafuente Alcántara, los Oliver Hurtado, Seco de Lucena, Simonet, Valladar, Ventura Traveset, Villa-Real, etc.
    • Obras comprendidas bajo el título general de Humanidades.
FONDOS DE ARCHIVO.

Actas de las sesiones de la Academia, con una actualización importantísima de las mismas incluyendo las que se conservaban en la Escuela de Artes y Oficios de Granada, procedentes de los tiempos en que ambas Instituciones coexistían.

Organización y catálogos de la Biblioteca

Los fondos están ordenados en estanterías de madera y puertas de cristal colocados alrededor de la Sala de Lectura y Sala de Juntas, situadas en la entreplanta del edificio y en una habitación, dedicada también a Archivo, en la planta baja del edificio.

Actualmente, se dispone de 21 armarios con un total de unos 160 metros lineales. El criterio seguido para la colocación de los libros ha sido el de aprovechar al máximo el escaso espacio con que se cuenta, por lo que se ha tenido en cuenta, especialmente, el tamaño.

Los instrumentos de consulta a disposición de los usuarios son:

  • Un Catálogo provisional de la Biblioteca (por títulos), publicado en 1896, en el que figuran 602 obras.
  • Un catálogo antiguo y actualizado, en fichas de gran tamaño (18×11 cm.), colocadas en el fichero por orden alfabético de autores.
  • Un catálogo de materias en fichas de tamaño internacional (12/8 cm.).
  • Un catálogo topográfico en fichas de tamaño internacional (12/8 cm.).
  • Un libro de Registro General de Obras.

Actualmente se trabaja en la redacción de un catálogo informatizado para su publicación.

Servicios que presta la Biblioteca

El máximo responsable de la Biblioteca es D. Miguel Olmedo Benítez, académico de número y bibliotecario de la Real Academia de Bellas Artes de Granada.

La Biblioteca tiene un carácter privado, destinada al uso de los académicos, en día y horas acordadas. Sus fondos también están a disposición de los investigadores interesados en ellos. Para su acceso se requiere la acreditación pertinente y la solicitud personal mediante la llamada al teléfono 958228015, ya que la Biblioteca no está abierta al público con un horario fijo.

Los servicios prestados por la biblioteca quedan reseñados por los usuarios en una ficha con los datos del investigador, el título del trabajo para el que se hace la consulta y la fecha o fechas de la misma. En otra ficha, el Investigador consigna las obras consultadas. Estas fichas, con los datos impresos solicitados, una vez rellenados por los usuarios, se guardan en el fichero correspondiente y constituyen el reflejo del movimiento de la Biblioteca.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad